Tomás González, presidente de Aprocom: “Nuestro principal reto es la unión del sector”

680
0
Compartir
APROCOM

Esther Macías.- Lograr la unión del comercio sevillano es el principal desvelo del presidente de Aprocom, Tomás González.  “Pido unión y el Ayuntamiento quizá lo que ha hecho es todo lo contrario, fomentar la dispersión”. SevillaNegocios.com entrevista a Tomás González, presidente de la patronal del comercio sevillano. Empresario del sector, con muchos años a sus espaldas al frente de su negocio, Noguel, comercio de ropa para caballeros ubicado en el centro de Sevilla, desde hace más de 25 años está vinculado al ámbito asociativo del que es un convencido.

-¿En qué situación se encuentra el comercio de Sevilla tras los años de crisis que llevamos viviendo y de los que intentamos salir?

El comercio en general ahora mismo está pasando por unos momentos muy difíciles. El comercio multimarca, aquel empresario de la ciudad que tradicionalmente tiene un comercio pequeño o mediano y que se caracteriza por no pertenecer a grandes cadenas comerciantes, es al que en Aprocom defendemos. Este tipo de comercio necesita todavía una recuperación final en esta crisis para que se empiece a notar en sus cajas, aunque es cierto que primero empiezan otros sectores a recuperarse y es en el consumo, precisamente, lo último en recuperarse. Cuando hablamos de esta crisis económica tan brutal no solo es una cuestión del comercio en Sevilla sino a nivel nacional.

-¿Cuál ha sido el año que más se ha notado esa crisis?

Ha tenido muchos altibajos, pero prácticamente por igual. A finales de 2007, principios de 2008 es cuando se notó una bajada ostensible en las ventas continuando igualmente hasta el año 2014, donde se comienza a remontar la cifra de ventas muy levemente. Lo que sí tenemos que destacar es que esta crisis que ha ocurrido en nuestro sector es algo que no podemos diferenciar a nivel regional. Los datos han sido muy parejos, a excepción de Madrid y Barcelona, que obviamente cuentan con un volumen de personas que no podemos llegar a alcanzar en las demás ciudades, aunque no lo han dejado de pasar mal. Centrándonos en Andalucía, Sevilla es la que mejor se posiciona de la región, quizá porque el sector turístico es básico e importante para el desarrollo de nuestra ciudad.

-En esta última época de compras, la Navidad, ¿el análisis ha sido peor o mejor con respecto a otros años?

En el comercio ahora mismo estamos viviendo momentos de mucha transformación, lo que vemos hoy, dentro de diez años no lo vamos a conocer. Hay una competencia brutal entre grandes superficies, grandes cadenas de distribución, venta online.  Todos esos hándicaps hacen que el comercio esté en proceso de transformación. En ese proceso de transformación de la liberalización de los periodos de rebaja, la introducción de pedidos intermedios como el Black Friday ha producido en la fecha que esta fiesta se celebra, que es el comienzo de la campaña de la Navidad, un daño muy fuerte y ha hecho que este tipo de compras en el periodo navideño esté un poco por debajo del año anterior. El período de navidad se mide desde el día 15 de diciembre hasta el día de Reyes y prácticamente ha estado igual con respecto a otros años, quizá un poco por debajo.

IMG_3654-¿No es partidario de campañas como las de “Black Friday”?

Hace unos años es cuando se liberaliza los periodos de rebaja y el gobierno del PP decide que va a llevar a cabo este proyecto. Nosotros estamos totalmente en contra, porque nuestro principal objetivo es el cliente, que esté informado, que se sepa cuando empieza ese periodo de ofertas y cuando finaliza. Este tipo de ofertas ha provocado que se haya ido degradando de tal forma que las rebajas ahora son irrelevantes. Nuestra intención como pequeños empresarios es sentarnos con las grandes empresas de distribución y representantes del ministerio para pactar el volver a poner las rebajas prefijadas y con ello unos periodos intermedios de rebajas que no perjudiquen a las campañas ya preestablecidas. El Black Friday no puede estar a finales de noviembre, se carga las compras de Navidad, habrá que buscar otras fechas intermedias que no interrumpan las fechas claves de compras.

-¿Hay proyectados nuevos centros comerciales en Palmas Altas, en el edificio de la Caixa? ¿Cómo cree que puede afectar al mercado tradicional? ¿puede Sevilla absorber tanta oferta?

Sevilla no tiene capacidad para absorber a tantos centros comerciales. Esta libertad entre estos centros comerciales es una guerra entre ellos que hacen que quieran abrir nuevas superficies comerciales y eso va en perjuicio del comercio (comercio urbano). Sin embargo, cada vez se verán menos comercios multimarca en las grandes superficies porque se mantienen con las grandes locomotoras, grupo Inditex, Cortefiel, etc.  Esto son tendencias mundiales, en Estados Unidos, por ejemplo, ya se está potenciando de nuevo la tienda física en el espacio urbano. Aquí todavía no, cuando allí está en decadencia entonces aquí se potenciará. Son simplemente modas. Mi opinión es que se equivocan, destruyen mucho tejido comercial de la ciudad, hace que los propios emprendedores del sector nuestro que inician su actividad poco a poco pues tengan muchas dificultades porque, para empezar, tienen dificultades para entrar en una gran superficie y después se encuentran con comercio urbano se ha ido deteriorando con tantas grandes superficies.

-Hablando de los políticos, ¿cómo está siendo la relación con la nueva administración?

Ni bien, ni mal… Muchas promesas, pero al final no vemos la efectividad. El Consejo de Comercio no termina de arrancar, no soy de ningún partido ni de ningún color, yo soy empresario, mi política es la empresa. Pienso que el comercio de Sevilla está maltratado desde hace años. En Sevilla capital hay mucha dispersión, mucha “envidia”, mucho afán de protagonismo con el comercio vecino. Y al revés, tenemos que estar lo más unido posible. Yo pido unión y el Ayuntamiento quizás lo que ha hecho es todo lo contrario, la dispersión. Hay que concienciar al empresario de comercio de lo importante que es estar asociado y también a los presidentes del resto de los comercios de barrios, lo importante que es estar unidos y dejarnos de protagonismo. Hace falta unidad.

-Además de esa unión, ¿qué otros retos desarrollan desde la Asociación de Aprocom?

El primer reto y lo que más nos preocupa es la unión, queremos conseguir que al menos un 90% de las asociaciones de comercio de Sevilla capital estén dentro de Aprocom. Después pediría a los políticos a nivel nacional y autonómico equilibrio en nuestro sector, los dos grandes formatos comerciales son complementarios para la supervivencia de nuestro sector. Por último, profesionalización. Es algo básico, necesita que haya nivel profesional tanto del empresario y de los propios empleados del comercio.

-¿Se está notando el turismo en el sector del comercio?

El turismo para nosotros es básico. Sobre todo, en las zonas de centro y Triana, que son quizás las que más se ven afectadas por el turismo en determinadas épocas del año, por ejemplo, en Semana Santa y principalmente la feria, que viene un mayor número de turistas con un mayor nivel adquisitivo. También tenemos mucho turismo “lowcost”, que consume más bien poco. Mientras que en una ciudad no se haga nada para que el índice de la pernoctación suba, nunca se va a conseguir que el comercio reamente se potencie y que las grandes firmas apuesten por esta ciudad.

-¿Cuál es la zona que más se beneficia del turismo?

El centro principalmente, donde están los museos, los principales monumentos de la ciudad y Triana por esa marca que tiene la zona, por tema de la cerámica también. El turista no suele ir a Los Remedios, La Macarena, y otras zonas de la ciudad más destinada a comercio de Barrio.

-¿Cómo está el comercio de barrio?

El comercio de barrio necesita una gran transformación. Sobrevive, pero hay que entender que el nivel de barrio nunca podrá ser el nivel del comercio potente de la ciudad. En esta ciudad existen muchas envidias, aquí el comercio X se quiere parecer al comercio del centro (algo entendible), pero hay que entender que las necesidades del comercio del centro son muy distintas al comercio del barrio, que necesita otro tipo de actuaciones paralelas al nivel de Junta de Andalucía o de Administración Local para que el comercio de barrio tenga una mayor presencia, se modernice y muestre un servicio de cercanía al ciudadano.

-¿Cuál es su punto de vista sobe la libertad de horario en el comercio de Sevilla en los días de fiesta?

El que haya esa libertad de horario no significa que se vaya a vender más. Por abrir doce horas al día vamos a vender más, no, vamos a vender lo mismo. Lo que pasa que va a haber muchas horas muertas, con el coste que esto conlleva para el empresario y para la propia empresa, por el incremento de costes que produce  en la mercadería, al final el consumidor se ve seriamente perjudicado. Tenemos que buscar el equilibrio como todo en la vida, ni que se abran todas las horas ni que se cierre.

-En relación al manejo de idiomas, ¿cree que se debería exigir un mínimo de titulación?

Eso es una asignatura pendiente, la formación, y mejora del conocimiento de idiomas, mas que es una ciudad que vive mucho de cara al turismo. Pero no solo en el comercio, también en la hostelería y en otros sectores que estén de cara al público. En España el estudiar idiomas parecía que era cosa de cuatro privilegiados.  Aquí no se ha fomentado el aprendizaje de un segundo idioma, ahora es cuando parece que se han dado cuenta y es lo que ha dado fruto, en el comercio más aún. El nivel de idiomas en estos sectores que se exponen a todo tipo de ciudadanos es básico e importante. Esto es uno de los caballos de batalla, que con la formación permanente habrá que insistir en los años futuros para que el empleado de comercio se vaya formando en un segundo idioma.

– Han denunciado varias veces la venta ambulante sin licencia, ¿cómo valora lo que está haciendo el gobierno local al respecto?

El gobierno local hace lo que puede y lo que le permite las leyes. Esto es mano dura y sanción, no tiene otra solución. Es decir, si para poder vender se necesita una serie de documentación y la tiene, para mí es un competidor sano, puede adaptarse al mundo del comercio sin ningún problema. La sanción, la única solución a todos los comerciantes ilegales.

Compartir

Dejar un comentario