Apoyo empresarial al Grupo La Raza ante el anuncio de cierre de su restaurante

156
0
Compartir
Respaldo CES

El restaurante La Raza y el Bar Citroen tienen fecha de caducidad para poder explotar sus establecimientos. El Ayuntamiento mantiene que el suelo donde están situados es demanial y que debían haber sido explotados hasta el momento con una concesión administrativa, aunque ha sido mediante un alquiler de renta antigua. En 2014 con la abolición de la Ley de Arrendamientos Urbanos todas las rentas antiguas caducaron.

A pesar de los intentos de las empresas de ambos locales por actualizar la renta en aquel momento, el Ayuntamiento paró el proceso alegando mediante informe de Patrimonio que al no ser un bien patrimonial, sino de uso público solamente se podía hacer con un convenio de concesión administrativa según condiciones de la administración pública titular del inmueble.

Así hasta la fecha, cuando el Ayuntamiento considera agotadas todas las opciones legales y obliga al desalojo de estos establecimientos históricos de Sevilla. El propio alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha explicado que legalmente está todo el proceso basado en la regularización de los inmuebles de renta antigua y aplicando la Disposición Transitoria Tercera de la Ley de Arrendamientos Urbanos en diciembre de 2014.

Así las cosas, el restaurante La Raza y el Bar Citroen tendrían que cerrar y se convocaría un proceso de concesión administrativa por lo que estos espacios continuarían destinados a establecimientos hosteleros, pudiendose presentar a la concesión los actuales gestores de los mismos.

Apoyo empresarial

El anunciado cierre del establecimiento del Grupo La Raza y el Bar Citroen ha originado gran protesta en la ciudad, en especial en el sector empresarial. La Confederación de Empresarios de Sevilla ha anunciado que “en pleno va a apoyar todas las acciones que lleven a cabo los responsables del Grupo Empresarial La Raza para mantener activa la actividad y conseguir que el Ayuntamiento tome en consideración el Recurso de Reposición interpuesto y que reconozca que se trata de una concesión administrativa y que procede mantenerla hasta que, al menos, finalice el plazo de los 50 años desde que se inició”, indica la CES (en la imagen con los miembros de su equipo directivo actual).

Para la CES, la petición de igualdad y de legalidad que solicita La Raza para su caso, en comparación con el resto de expedientes, debe ser un asunto a tener en cuenta por el Ayuntamiento, evitando con ello otras lecturas”, matiza la patronal empresarial sevillana.

Compartir

Dejar un comentario