Respaldo diplomático a “Sevilla es industria”

341
0
Compartir
sei

Lleno de asistentes en la sede de la Fundación Cruzcampo de Sevilla para escuchar a dos embajadores, Matthew Levin de Canadá y Matthijs van Bonzel de Países Bajos y los ministros consejeros económicos de las embajadas de Francia, Jean-François Collin e Italia, Simone Turchetta, en respuesta a la invitación de Sevilla es Industria para una jornada con este respaldo diplomático que fue moderada por el presidente de la CES, Miguel Rus. 

La iniciativa se enmarca dentro de las distintas actividades que el “lobby” sevillano realiza sdesde hace un año con el fin de poner en primer plano a Sevilla como lugar idóneo para atraer inversión industrial. El núcleo de este grupo, junto con la patronal hispalense (CES), lo integran las empresas Cobre Las Cruces, del grupo canadiense First Quantum, Siderúrgica Sevillana, filial de la compañía italiana Riva, la factoría de Renault en San Jerónimo y Heineken España.

Sin duda, todas ellas constituyen el pilar fundamental de la industria sevillana hoy. Por ello, tal y como indicó el catedrático de Economía y vicerrector de la Universidad Loyola Andalucía, Manuel Alejandro Cardenete, participante también en el acto, “si Sevilla tuviera tres empresas más así, llegaría al objetivo marcado por la UE de tener un 20 por ciento del PIB procedente de la industria para 2020”. Cardenete aseguró que todas ellas generan un 11,26 por ciento del PIB de la provincia y de las que dependen 22.238 puestos de trabajo directos, indirectos e inducidos.

Matthew Levin, embajador de Canadá, instó a las pymes sevillanas a aprovechar las oportunidades que ofrece el acuerdo comercial entre su país y la UE, el denominado CETA, que entrará en vigor en 2017.

El representante de la embajada francesa, Jean-François Collin, puso en valor la trayectoria de Renault en Sevilla en especial por el nivel de productividad alcanzado por la factoría sevillana en el conjunto del grupo, “lo cual es un ejemplo de la industria competitiva de la que es capaz de hacer Sevilla”, indicó.

Simone Turchetta, ministro consejero económico de Italia, destacó la trayectoria empresarial en Sevilla de la empresa Siderúrgica Sevillana, filial de la italiana RIVA, generadora de 300 empleos directos y 50 indirectos. Además, Turchetta subrayó la importancia que han adquirido en el mercado iatliano empresas del sector agroalimentario andaluz.

El embajador de los Países Bajos, Matthijs van Bonzel, incidió en el valor del río como vía de transporte y destacó el caso de éxito de la fábrica de Heineken en Sevilla y en especial el trabajo realizado para hacer de este enclave un ejemplo europeo de aplicación de criterios de sostenibilidad ambiental en la industria.

Compartir

Dejar un comentario