Quirónsalud Sagrado Corazón pone en marcha el Servicio de Monitorización Remota de Marcapasos

146
0
Compartir

El Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón pone en marcha de forma pionera en la sanidad privada andaluza la Unidad de Monitorización Remota de marcapasos y dispositivos implantables, como DAI, Resincronizadores y Holter insertable.

El cardiólogo, especialista en arritmias y electrofisiología de la Unidad de Arritmias y Marcapasos de Quirónsalud Sagrado Corazón, Neoláser Cadiovascular, Juan Manuel Fernández, explica, «inicialmente comenzamos dando servicio de seguimiento presencial a todos los pacientes a los que les implantábamos un marcapasos o cualquier tipo de dispositivo en nuestro hospital, pero pronto experimentamos un crecimiento vertiginoso: a nuestros pacientes se unieron otros implantados previamente en otros hospitales y pacientes de provincias vecinas».

La razón, continúa el especialista, «se trataba de la única consulta monográfica de Sevilla dedicada al control de estos dispositivos, pronto asumimos pacientes de todas las procedencias, con todo tipo de dispositivos, y establecimos un seguimiento en paralelo y colaboración con sus cardiólogos clínicos».

Esta consulta ha dado cobertura a un hueco asistencial existente en el área de los implantes cardiacos, convirtiéndose en referencia en la medicina privada de Sevilla, recibiendo pacientes de Huelva, Cádiz, Badajoz, Córdoba, Málaga, e incluso de Ceuta y Melilla.

Actualmente la Unidad lleva el seguimiento de más de 1.300 pacientes, portadores de marcapasos, DAI (Desfibrilador Automático Implantable), TRC (Terapia de Resincronización Cardiaca) y Holter.

Para monitorizar a los pacientes, el electrofisiólogo relata que «se le proporciona al paciente un dispositivo que coloca en su mesilla de noche, a través de telemetría se conecta al dispositivo del paciente y el equipo de cardiólogos recibe información de seguimientos rutinarios programados, así como todo tipo de alertas relacionadas con el estado clínico del paciente o con el funcionamiento del dispositivo, permitiéndonos corregir desviaciones o tomar decisiones sobre cambios de terapia inmediatamente.»

En opinión del experto las ventajas son numerosas y muy significativas para los pacientes, permite la detección precoz de eventos adversos en el paciente, como nuevas arritmias, terapias y choques del DAI, pérdida de resincronización y empeoramiento de la Insuficiencia cardiaca. Igualmente, facilita la detección de problemas técnicos del dispositivo (fallos con el electrodo, depleción rápida de batería, etc.),

“Nos aporta mucha más información en tiempo real que una consulta presencial, que se produce cada 6 meses o 1 año, además de ser más cómoda para el paciente porque les evita desplazamientos» y finalmente «nos permite atender a cualquier paciente con independencia de su localización geográfica (actualmente atienden pacientes residentes en Venezuela, USA, Ceuta, Canarias, entre otros.)», continúa el experto.

El equipo que gestiona la Monitorización Remota de Dispositivos cuenta con gran experiencia, especialización y capacitación en la revisión de dispositivos y está formado por 4 electrofisiólogos, 2 cardiólogos clínicos, 2 cirujanos cardiacos con experiencia en revisión de dispositivos, y 3 enfermeras especialmente formadas en marcapasos.

Compartir

Dejar un comentario