El Puerto saca pecho: cierra en 2016 el quinto mejor año de su historia

195
0
Compartir
puerto de sevilla

La Autoridad Portuaria de Sevilla presume de haber cerrado un año positivo: ha cerrado su balance anual de tráfico de 2016 con un total de 4.790.439 millones de toneladas, la subida respecto al año anterior ha sido de casi un 3%. Este porcentaje es superior a la media de crecimiento del resto de Puertos de Interés General del Estado que, según las primeras estimaciones, se ha fijado en cerca del 1,4%. 

Se trata, pues, según informa la Autoridad Portuaria, del quinto mejor año de toda la historia del Puerto de Sevilla en lo que a movimiento de mercancías se refiere. Estos buenos datos se aproximan a los más de 5 millones de toneladas movidas 10 años antes, en 2006, cuando el único puerto marítimo de interior de España alcanzó su cifra récord.

En especial, destacan los graneles sólidos con un 8,5% de crecimiento cifrado en 2.250.277 toneladas, es decir, 176.587 toneladas más que en 2015. Como viene siendo habitual en anteriores anualidades, en esta tipología de mercancía sobresalen los productos agroalimentarios como los cereales y su harina con 750.357 toneladas (+15%); junto a los productos siderúrgicos como las chatarras del hierro que alcanzan las 704.670 toneladas (+14,7%).

En cuanto al tráfico de mercancía general, este permanece estable con 2.310.497 toneladas, unas más 1.500 más que en 2015. En particular, despunta el tráfico de cemento que crece un 481% y sobrepasa las 74.200 toneladas. Dentro de su estrategia de ampliar las líneas de negocio y diversificar la carga de mercancías, la Institución portuaria ha comenzado 2017 a incorporar el clinker entre sus tráficos. Este material, empleado en la fabricación de cemento, anteriormente entraba por otros puertos andaluces. Sin embargo, a partir de enero parte de la carga ha sido movida por el Puerto de Sevilla debido a sus óptimas condiciones logísticas y por su proximidad a Portland Valderrivas, la cementera situada en Alcalá de Guadaíra.

Por otra parte, los líquidos experimentan una bajada del 16% y suman 229.665 toneladas;  así como el contenedor que desciende un 7,2% y alcanza 1.159.997 toneladas. Aun así, el Puerto de Sevilla continua ocupando el segundo puesto en Andalucía en cuanto a movimiento de mercancía contenerizada. Además, esta bajada se ha visto compensada por la subida de la mercancía general convencional (+8,6%)..

Con la puesta en marcha de la nueva Terminal Marítima del Guadalquivir (TMG) operada por OPDR y Boluda, la APS tiene previsto incrementar a lo largo de los próximos años el movimiento de contenedores en base a nuevas líneas y tráficos impulsados por la concesionaria. Este mes de enero, TMG ha iniciado el proceso de reorganización de la actividad y la integración de todas las infraestructuras vinculadas al contenedor, como es el caso de la terminal ferroviaria del Batán. Además, ha mantenido el servicio operativo de las cuatro líneas regulares de OPDR que conectan Sevilla con Islas Canarias.

Más trenes y más buques

El Puerto de Sevilla se consolida como principal nodo logístico intermodal del sur peninsular que integra el transporte ferroviario y el marítimo dentro del dominio público portuario. De hecho, los datos de 2016 así lo avalan: un total de 1.270 trenes y 1.134 barcos han pasado por el puerto en la pasada anualidad, lo que ha supuesto un crecimiento del 15% y de casi el 8% respectivamente.

En los últimos cinco años las toneladas movidas en tren también han aumentado de forma continuada. Los datos de 2016 siguen esta senda con 550.182 toneladas (+15,5%).

Respecto a los cruceros, crece en un 18,5% el número de pasajeros, lo que hace un total de 21.010 personas. Las escalas sumaron 74 en 2016, un 15,6% más que en 2015. Para el crucerista, Sevilla es un destino muy demandado por su riqueza artística, así como su Puerto, que ofrece un punto atraque a pocos metros de la zona histórica. La terminal de cruceros del Muelle Delicias se encuentra muy próxima a algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, la Torre del Oro y la Catedral.

Compartir

Dejar un comentario