El negocio de alquiler de balcones en la Semana Santa de Sevilla

254
0
Compartir
balcones

Esther Macías | SevillaNegocios.com | Sevilla comienza a preparase para las fiestas que la primavera regala a esta ciudad. La Semana Santa, lo primero que inaugura la temporada. Fechas que Sevilla prepara con antelación para que al gran número de visitantes que se recibe durante la semana, no le falte ni un detalle. Una oportunidad que se le brinda a la ciudad para crecer económicamente.

Tanto las familias como los negocios ya están poniendo todo su empeño en los preparativos para la gran semana. La hostelería y los hoteles no son los únicos beneficiados de esta fiesta. Ya es tradición poner en alquiler balcones para ver el paso de las distintas cofradías que hacen estación de penitencia a la Catedral desde un lugar privilegiado, en plena carrera oficial. Este negocio ha ido aumentando a lo largo de los años y es ya una demanda importante del crecimiento económico que genera la Semana Santa en Sevilla.

Los precios

Estos balcones son buscados por familias o empresas que quieren “exclusividad” para disfrutar de las cofradías sevillanas. Los precios varían dependiendo del día, es decir, en una media de 100 euros por persona, 50 euros los niños. Los días más caros y demandados son Domingo de Ramos, Jueves y Viernes Santo, con la madrugada de ambos incluida.

Por ejemplo, en la calle Sierpes, el precio es menor en comparación con otros balcones situados en calles más puntuales. Cuando el grupo interesado en el balcón es reducido, es decir, entre 5-6 personas, son 65 euros al día por persona. No obstante, si es un grupo mayoritario el precio aumenta por persona.

Las zonas de estos balcones varían también en función a la zona que se encuentren. Una terraza para unas 8-10 personas frente a la catedral está alrededor de los 1.000 euros.

En ocasiones, estos alquileres de balcones vienen con una serie de ofertas que incluye en el precio total del alquiler. Por ejemplo, bodega y barra libre, gastronomía personal de servicio, mesas y sillas, acceso Internet Wifi.

Básicamente los precios de estas “medias viviendas” se disparan de manera ostentosa, ya casi los más privilegiados pueden acceder a este lujo.

Compartir

Dejar un comentario