La siniestralidad laboral en Andalucía analizada por Asepeyo

174
0
Compartir
observatorio_asepeyo_siniestralidad_

La Confederación de Empresarios de Andalucía ha acogido hoy la presentación del I Observatorio Asepeyo de la siniestralidad laboral en Andalucía, en el que se exponen las conclusiones sobre los principales indicadores de siniestralidad laboral en la comunidad autónoma correspondientes al ejercicio 2015.

El acto ha contado con la asistencia del secretario general de la organización empresarial andaluza, Antonio Carrillo Alcalá; la presidenta de la Comisión de Prevención de Riesgos Laborales de CEA, Renée Scott Avellaneda, y el director del área de Andalucía Occidental Asepeyo, Antonio Marañón España. Este último fue el encargado de dar a conocer los datos y el análisis correspondiente de los citados indicadores de siniestralidad.

El 8,1% de trabajadores de empresas mutualistas de Asepeyo sufrieron al menos un accidente laboral, y de éstos, el 48,3% de los accidentes laborales con baja se produjeron en trabajadores con menos de 1 año de antigüedad, según este estudio que destaca que el lunes es el día de la semana con más accidentes (20, 01% del total de accidentes) y que el 20,54% de los procesos con baja ocurren en la 2ª hora de la jornada. También señala que el 73,01 % tienen lugar en los centros de trabajo, el 15,6% en los desplazamientos hacia o desde el centro de trabajo -los llamados accidentesin itinere– y el 11,3% restante en desplazamientos durante la jornada laboral o en otros centros de trabajo.

Cerca del 59% de los accidentes con baja se producen por golpes por objeto y el 24,7% por sobreesfuerzo. En cuanto al tipo de lesiones, el I Observatorio de siniestralidad laboral en Andalucía evidencia que los procesos de baja más comunes se deben a dislocaciones y esguinces, concretamente un 49,3% de los casos de los accidentes registrados por Asepeyo en las empresas mutualistas en Andalucía, mientras que el 27,8 son por heridas y lesiones superficiales.

Por otro lado, el índice de incidencia, es decir, el número de accidentes de trabajo por cada 100 trabajadores, es prácticamente igual que la media nacional de Asepeyo (3,86). Este índice de incidencia ha tenido una evolución a la baja hasta el 2014, año en que se produce un repunte, alcanzando en el 2015 un valor de 3,8, similar al nacional.

Compartir

Dejar un comentario