“La gestión en la Empresa en Femenino” a debate en Antares

206
0
Compartir
mujeres-directivas

El Club Antares ha acogido hoy la primera sesión de una nueva iniciativa denominada “Encuentro de Directivas del Siglo XXI” con la participación en esta ocasión de la Primera Teniente de Alcalde, Presidenta del Pleno y Delegada de Economía, Comercio y RR.II. del Ayuntamiento de Sevilla, Carmen Castreño, y la Presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias Hispalenses y Directora General de Cubas Llopis, Ana Llopis, quienes han debatido hoy sobre “La gestión en la Empresa en Femenino”.

Las dos directivas han coincidido en la capacidad gestora de las mujeres tanto en las empresas como en las instituciones, que “aunque distinta no es menos resolutiva que la de los hombres”. En este sentido, la Primera Teniente de Alcalde del  Ayuntamiento de Sevilla, Carmen Castreño, ha asegurado que “se puede gestionar una empresa con autoridad. Dirigir con autoridad no significa imponer ni mandar, es sacar lo mejor de las personas que trabajan contigo. Así se consiguen mejores resultados”.

A este respecto, Ana LLopis, la Presidenta de Mujeres Empresarias Hispalenses y Directora General de Cubas LLopis, ha asegurado que el secreto está en hacer partícipes a las personas que trabajan contigo en un entorno cómodo, logrando así que sientan su trabajo como propio, y la empresa como suya. Yo como gestora de personas sólo me encargo de poner las herramientas necesarias para que los trabajadores desarrollen bien su labor”.

Asimismo, Ana Llopis ha explicado que una de las primeras funciones de la Asociación de Empresarias es hacer público un cambio en el modelo político de gestión para favorecer los aspectos en los que las mujeres están en desventajas, y que, en muchas ocasiones, discriminadas por los estereotipos que marca la sociedad”.

El debate, al que han asistido un nutrido grupo de mujeres y hombres, ha concluido con un llamamiento a la paridad y a la conciliación familiar y laboral, para que todos, mujeres y hombres, puedan trabajar y sentirse realizados personal y profesionalmente. Y para ello, es necesario que empresas y administraciones públicas se responsabilicen en alcanzar esa ansiada conciliación.

Compartir

Dejar un comentario