La empresa sevillana “TECADE” recibe el premio Familia Empresa del Instituto I. San Telmo

212
0
Compartir
Familias premiadas con Alcalde de Málaga

El pasado 5 de junio tuvo lugar en la sede de la Fundación San Telmo de Málaga, la XXI edición de los Premios Familia-Empresa, que cada año otorga la Cátedra BBVA de Empresa Familiar del Instituto Internacional San Telmo.

El acto, patrocinado por BBVA, estuvo presidido por Francisco de la Torre Prados, Alcalde de Málaga, Juan Cano Ruano, presidente de la Cátedra BBVA de Empresa Familiar, José Ballester Llamazares, director territorial Sur de BBVA e Isauro Lopez Polo, miembro del Consejo de Dirección del Instituto Internacional San Telmo.

Al acto también acudieron los familiares de las empresas premiadas y más de doscientos empresarios, directivos, políticos y amigos malagueños que todos los años se dan cita en este evento tan significativo para el tejido empresarial de Andalucía.

Ejemplo de cultura y valores en la empresa familiar

Juan Cano Ruano, residente de la Cátedra BBVA de Empresa Familiar, fue el encargado de inaugurar el acto dando la bienvenida a todos los asistentes. En su intervención habló de la importancia que tienen los valores familiares en este tipo de empresas. Para Cano, las empresas familiares se perfilan como un modelo a seguir. Tienen una visión a largo plazo que contrasta con el cortoplacismo de otras compañías, y cuentan con un férreo sistema de valores que guía su estrategia. “El éxito del revelo generacional no sólo se fundamenta en un modelo de negocio de éxito, sino en los valores familiares. Sin duda, es la mejor garantía de continuidad para todas las familias empresarias”.

A continuación, el Alcalde dio paso a José Ballester, director territorial sur de BBVA, que trasladó su más sincera enhorabuena a las 11 empresas galardonadas este año. Quiso poner en valor 500 años de vidas de esfuerzo, visión y superación y la importancia de estos premios que reconocen año tras año la labor de la empresa familiar en Andalucía y en Extremadura, en un acto muy emotivo y familiar.

Ballester puso en valor así mismo la labor de la Cátedra BBVA para la Empresa Familiar de San Telmo, la importancia de su función en lo que a la formación y asesoramiento se refiere, y reconoció que “sabemos que os enfrentáis a grandes retos desde el punto de vista empresarial, entre otros a la formación, la dimensión, la internacionalización y la búsqueda de nuevos mercados o la innovación sin perder en el camino vuestras señas de identidad, pero también os enfrentáis desde el punto de vista familiar, a la sucesión, es decir a darle continuidad al proyecto empresarial familiar de generación en generación”.

La clausura del acto estuvo a cargo de Francisco de la Torre Prados, Alcalde de Málaga. Durante su disertación, habló de las características de cada una de las empresas premiadas, de las que destacó su buen hacer. “Detrás de la historia de estas once empresas hay sin duda, un gran esfuerzo, una iniciativa que surge con una idea clara y una capacidad asombrosa de saber adaptarse”.

Concluyó su intervención felicitando la labor del Instituto I. San Telmo y a los premiados, a lo que dijo: “Mantened siempre el espíritu innovador y la visión global del mundo. Habéis hecho mucho por la sociedad y eso es lo que se os está reconociendo hoy aquí, con estos premios. Seguir trabajando porque la sociedad espera también mucho de vosotros y seguro que podéis seguir sorprendiéndola”.

Los Premios Familia- Empresa

En sus veintiuna ediciones, este premio se ha otorgado a familias empresarias del sur de España, que a lo largo de los años han demostrado su esfuerzo por crear riqueza social. Hoy, más que nunca, se merecen este reconocimiento y el apoyo de la sociedad andaluza como impulsoras y conservadoras de desarrollo económico.

Todas las empresas premiadas han sido propuestas por los distintos empresarios familiares que forman la Cátedra BBVA de Empresa Familiar del Instituto Internacional San Telmo y su Consejo Asesor, considerándolas ejemplos de Empresas Familiares.

Los criterios analizados por el jurado para otorgar este premio son, entre otros: la tradición empresarial de la familia, la creación de empresas en entornos especialmente difíciles, el afán de internacionalizar, diversificar e innovar en la Empresa Familiar, las medidas adoptadas para fomentar la competitividad de la empresa, la creación de riqueza social, la adopción de medidas que faciliten la continuidad de la Empresa Familiar, etc.

Las familias premiadas

Familia Aznar de Grupo Hermanos Aznar (Almería)

En la década de los ochenta los hermanos Francisco, Felipe y Pedro decidieron comenzar su andadura en el sector del transporte y fundaron ‘Hermanos Aznar, S.A.’ en Vera, Almería.

Desde principios del nuevo siglo se fueron incorporando al grupo empresarial, los miembros de la segunda generación familiar en todos los ámbitos del mismo.

En la actualidad, el grupo de empresas de Hermanos Aznar cuenta con más de trescientos cincuenta trabajadores y una flota de ciento diez camiones de última generación, dedicados principalmente al transporte con temperatura controlada en frutas y hortalizas, casi cuatrocientas hectáreas de producción de cítricos y unas exportaciones de más de doce mil toneladas de producción propia.

Familia Vázquez de Conesa (Badajoz)

El Grupo CONESA fue fundado en 1976 por Manuel Vázquez Gimón como “Conservas Vegetales de Extremadura” con capital totalmente privado y cuya actividad se centra en el procesado de tomate.

Como actividad adicional, CONESA ha desarrollado en los últimos años un importante esfuerzo en I+D+i, lo que le ha llevado a incrementar su rango de productos y a poder ofrecer también una amplia variedad de salsas, así como otras conservas vegetales. De este modo, exporta el 80%de sus productos a 66 países. Sus principales clientes son multinacionales de la alimentación como Heinz, Unilever, Nestle, y es líder mundial en la producción de polvo de tomate.

Familia Manzano de Grupo Laura Otero (Cáceres)

El Grupo Lara Otero está formado por cuatro empresas que desarrollan su actividad dentro del sector de la electricidad.

El origen de esta empresa se remonta a 1901, cuando una serie de empresarios decidieron construir fábricas electroharineras en el centro de Extremadura.

En la actualidad, la estructura empresarial está constituida por una matriz, que es la empresa Laura Otero; de la que dependen la empresa distribuidora eléctrica Energía de Miajadas, la instaladora eléctrica Laura Otero Instalaciones y la empresa de telecomunicaciones Miajadas Telecom.

El Consejo de administración del Grupo Laura Otero está formado por los cinco hermanos Manzano Otero, pertenecientes a la cuarta generación, estando ya trabajando el primer miembro de la quinta generación.

 Familia Martín de Montesierra (Cádiz)

Montesierra tiene su origen a finales del siglo XIX, cuando un matrimonio formado por Jose Manuel Martin y Francisca Crego, vecinos de Frades de la Sierra (Salamanca), empezaron a elaborar matanza casera.

A lo largo de los años, esta empresa de quinta generación se ha diversificado, realizando diversas inversiones, entre las que se encuentran: la modernización de la industria de Jerez, compra de una fábrica en Jabugo, apertura de tres tiendas al público y dos restaurantes, adquisición de una granja de cerdos con una capacidad de producción de diez mil cerdos al año y una moderna planta en Jabugo con capacidad para más de trescientas cincuenta mil piezas.

La familia Martin, desde sus orígenes en Frades hasta la actualidad ha sido fiel a sus principios: elaborar productos de calidad y cuidar la unión familiar.

Familia López de Coreco (Córdoba)

CORECO es una empresa familiar de segunda generación, dedicada al diseño y fabricación y comercialización de muebles frigoríficos comerciales e industriales, cámaras de conservación y estanterías de almacenamiento.

Su historia se desarrolla en Lucena cuando, en los años setenta se creó Tecnicontrol, una cooperativa dedicada a la carpintería metálica. Joaquín López, cofundador, se hizo cargo del departamento técnico donde creó una nueva línea de fabricados de frigoríficos para hostelería.

En 1986 Joaquín López fundó Coreco con doce trabajadores y mil metros de instalaciones. Dado el éxito del proyecto fundó Coreco Industrial, para atender a los fabricantes de bebidas (Mahou, Damm, San Miguel, Victoria, etc). Con una penetración en el mercado español del setenta por ciento, y la homologación internacional de Coca-Cola, Pepsi y Heineken que nos convertía en proveedor mundial.

En la actualidad, los productos de Coreco se distribuyen en ochenta países en los cinco continentes.

Familia Espadafor de Industrias Espadafor (Granada)

Industrias Espadafor inició su andadura hace más de ochenta años, con la elaboración y embotellado de vinos de la tierra. Posteriormente, en los años ochenta, con el auge de los refrescos, su fundador, Juan Espadafor comenzó a desarrollar la línea de bebidas sin alcohol dando lugar a la marca “Konga”. De su mano vino el giro empresarial definitivo para centrarse en lo que vislumbró que iba a ser el futuro: las bebidas sin alcohol.

En la actualidad, Industrias Espadafor cuenta con la experiencia de cuatro generaciones y la fuerza de la nueva, representada por José Miguel y Juan Francisco Espadafor. Exporta a más de cuarenta y ocho países de los cinco continentes, sostiene una plantilla de cincuenta trabajadores y un crecimiento de entorno al diez por ciento cada dos años. Además, se encuentra en este momento en la construcción de una importante ampliación de sus instalaciones, duplicando su área de producción y situándose en más de treinta y siete mil metros cuadrados, en una edificación de varias plantas situada en el Parque Metropolitano Industrial y Tecnológico de Escúzar (Granada).

Familia Velo de El Bosque (Huelva)

Agrícola El Bosque es una empresa familiar de cuarta generación, especializada en la producción de moras desde 1995. Su marca comercial es “La Canastita”, denominación heredada de una antigua empresa familiar, reconocida con importantes premios internacionales a la calidad en las décadas de los años 20 y 30 del siglo pasado.

Agrícola El Bosque, que tiene una producción anual que ronda las 900 toneladas, es una de las pocas empresas españolas que produce moras fuera de estación a nivel europeo y que comercializa zarzamoras los meses de enero, febrero y marzo.

En la actualidad se encuentra en fase de expansión, ya que a las 24 hectáreas en producción que posee en la finca de Lucena del Puerto, hay que sumarles las que se encuentran situadas en Palos de la Frontera, Moguer, Lepe, Cartaya y Rociana y además dispone de unas 20 hectáreas que se dedican a viveros.

Familia Luna de Grupo Health Time (Jaén)

Health Time es una empresa familiar de tercera generación, dedicada a la radiología y referente en Andalucía. Sus inicios se remontan a 1976, cuando el Dr. Antonio Luna Fantony adquirió su primer equipo de Rayos X. Desde su constitución el carácter innovador ha sido uno de sus sellos de identidad con la incorporación en la consulta de los más avanzados equipos de radiología del momento: mamografía y ecografía.

El siguiente reto del Dr. Luna fue incorporar equipamiento médico de alta tecnología: TAC y Resonancia Magnética. Una fuerte inversión que fue posible gracias a la creación de una nueva empresa en la que participaba con catorce socios. Un gran equipo de médicos y empresarios, que aportaron una visión empresarial a la sociedad médica y que marcaría el futuro de lo que hoy es HT: el grupo Health Time.

Familia Cárdenas, de La Canasta (Málaga)

Antonio Cárdenas aprendió el oficio de panadero en la panadería de su padre en el barrio de la Trinidad y, años más tarde, su vocación emprendedora le llevó a crear en los años 80 un nuevo concepto de panadería y cafetería llamado La Canasta que, a día de hoy, ya cuenta con 50 tiendas y 500 empleados.

Desde sus inicios en 1983 hasta la actualidad, siempre ha perseguido un mismo objetivo: ser una experiencia. Para ello, está especializada en panadería, cafetería, repostería y también oferta en algunos de sus establecimientos el servicio de restauración.

Familia Camino de TECADE (Sevilla)

TECADE es una empresa familiar que ha desarrollado su labor durante los últimos 33 años en el sector de gigantescas estructuras metálicas, para grandes puentes metálicos y parques eólicos marinos, con una visión muy clara: Aportar al sector industrial y al crecimiento empresarial andaluz.

TECADE siempre ha tenido muy presente sus raíces. Siendo una familia utrerana la que está al frente de la entidad, ha dado prioridad al desarrollo local, contando con innumerables empresas de Utrera.

Esa inagotable voluntad de mejora les llevó, en 2012, a crear una sede marítima, en el puerto de Sevilla, con la que dar respuesta a la creciente demanda de la industria Offshore: TECADE-YARD, instalaciones dotadas de talleres cubiertos, parques de ensamblaje e importantes medios de elevación que les permite operar con cargas de gran peso y dimensión

TECADE posee una filosofía de trabajo basada en cuatro pilares fundamentales: la calidad, la seguridad, el compromiso social, y el respeto al medio ambiente.

 Familia Rivera de Campanas Rivera (Premio especial)

Los hermanos Gabriel y Eleuterio Rivera son maestros fundidores de campanas de bronce, como lo fueron su padre, su abuelo, su bisabuelo y su tatarabuelo, un cántabro afincado en Montehermoso (Cáceres) —donde se casó y tuvo ocho hijos—, que fundó la empresa en 1850. Generación tras generación, los Rivera fueron aprendiendo las medidas y fórmulas fundamentales para diseñar y fabricar sus campanas, carrillones y relojes monumentales, que ellos mismos instalan en torres, fachadas de ayuntamientos y cualquier edificio público o privado. En la fundición de Campanas Rivera se mantiene el método artesanal combinado con avances tecnológicos que permiten automatizar, personalizar y hasta repicar por control remoto.

Campanas Rivera, que fabrica unas 450 campanas de bronce al año en su taller extremeño, donde trabajan 15 personas, cuenta con clientes en Irlanda, Italia, Guinea, Ecuador, México o Japón.

Compartir

Dejar un comentario