Junta general de accionistas de Abengoa

260
0
Compartir
Abengoa abentel

La histórica junta general de accionistas de Abengoa, celebrada hoy en la sede de la empresa en Palmas Altas en Sevilla, ha dado luz verde a todos los acuerdos de reestructuración financiera, aunque finalmente la unificación de acciones no ha sido aprobada como estaba previsto en el orden del día de la misma por falta de quorum para este punto. Por el momento, la empresa seguirá manteniendo dos tipos de títulos accionariales.

El nuevo presidente de la multinacional, Gonzalo Urquijo, toma las riendas de la compañía con un nuevo Consejo de Administración para intentar reconducir el difícil momento que vive la compañía, cuyas pérdidas, 5.000 millones en este año, y con un futuro laboral incierto para sus trabajadores.

Entre los consejeros que abandonan la empresa se encuentran el ex ministro José Borrell, el ex secretario de Estado Ricardo Martínez Rico o el actual presidente del grupo, Antonio Fornieles, que salen de la compañía sin derecho a ninguna indemnización.

La caída de Abengoa deja en el camino dos víctimas principales. Por un lado los trabajadores del Grupo. Según UGT, hace un año Abengoa en Sevilla tenía 2.800 empleados y a día de hoy cuenta con 1.700 trabajadores. Precisamente coincidiendo con la junta de accionistas, este sindicato ha convocado una concentración en Palmas Altas en apoyo a los trabajadores afectados por los expedientes de despidos colectivos presentados por la empresa.

Es muy preocupante además, la grave situación para los proveedores, la segunda gran víctima, un grupo al que la caída de Abengoa ha arrrastrado con cierres y la práctica desaparición de muchos negocios que trabajaban para la multnacional. Según se recoge en las cuentas de Abengoa el importe total de proveedores y otras cuentas a pagar vencido y no pagado asciende hasta los 1.103 millones.

Compartir

Dejar un comentario