Un juez de Sevilla perdona a un autónomo una deuda de 800.000 euros

242
0
Compartir

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla ha liberado de una deuda de 805.213,44 euros a un ex empresario sevillano en régimen de autónomos, cuya empresa auxiliar de construcción quebró en 2009 arrastrada por el derrumbe del mercado inmobiliario.

La sentencia aplica la Ley de Segunda Oportunidad de 2015, que permite la liberación de las deudas en aquellos casos en que, constatada la buena fe del deudor y comprobado que la ruina no fue consecuencia de un delito de naturaleza económica, se tramite un expediente notarial y luego un concurso de liquidación judicial.

Por imposición de las entidades financieras, el deudor había avalado con su patrimonio y el de su esposa las deudas derivadas de su actividad empresarial, con lo que acabaron perdiendo la empresa y todos sus bienes familiares, incluyendo la vivienda donde residía el matrimonio y sus tres hijos, según ha informado el despacho sevillano Moreana Abogados, que ha ejercido su defensa.

Desde 2009 hasta hoy, el deudor no había podido conseguir trabajo remunerado estable, ni había emprendido proyecto o negocio alguno por tener cerrado todo acceso al crédito, a licitaciones públicas y, en general, a la vías ordinarias de desarrollo de su actividad profesional.

Este despacho ha tramitado este caso consiguiendo que se anulen todas las deudas y que este antiguo empresario pueda empezar de nuevo. Entre los acreedores de la familia se encontraban, principalmente, entidades financieras y fondos buitre, y la exoneración fue concedida incluso por encima de la oposición de la banca, que el Juzgado declaró infundada.

LEY DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Para Carlos Fidalgo, responsable del expediente y profesor de la Universidad de Sevilla, «la Ley de Segunda Oportunidad constituye una posible solución para muchas personas que se han visto abocadas a situaciones dramáticas».

Según ha señalado Fidalgo, «es necesario conocer con detalle las particularidades de esta Ley, pero si un abogado experto considera que se dan los requisitos legales, puede accederse a la exoneración de deudas con una elevadísima probabilidad de éxito».

La Ley de Segunda Oportunidad de 2015 es todavía relativamente desconocida en España. Si bien las personas que deciden acogerse a ella para solicitar la exoneración de sus deudas van creciendo cada año, su número todavía está muy lejos del volumen de procedimientos análogos abiertos en otros países europeos con legislaciones similares, que superan anualmente los 100.000 expedientes, en contraposición a los 7.500 que se tramitaron en España durante 2018.

Compartir

Dejar un comentario