José Luis Jimeno, presidente del Club Noteges: “En 2017 impulsaremos nuestra expansión”

Compartir
José Luis Jimeno

Tras vivir los años del boom inmobiliario, José Luis Jimeno desde 2005 desarrolla una empresa que nunca hubiera visto la luz sin la experiencia previa de llegar a lo más alto del sector y bajar después con el pinchazo de la “burbuja”.  Jimeno se “reinventó” tras el “crack inmobiliario” poniendo en marcha el Club Noteges, “la inmobiliaria del futuro, hoy”, lema de una empresa de la que es presidente ejecutivo. En pocos años, pasó de ofrecer software a proporcionar a agencias y profesionales inmobiliarios todo lo que necesitan para trabajar: tecnología, formación y metodología.

Pregunta. ¿ Cómo definiría Club Noteges ?

Respuesta. Me gusta entenderla como una consultora que va marcando la ruta al empresario inmobiliario al igual que hace el copiloto en una competición de rallys. Si yo sigo haciendo lo mismo de siempre, en cuanto el mercado llega a una curva, me salgo de la carretera. El mercado ya no es una autopista como fue durante años, el mercado de hoy es súper dinámico y cambiante, es “carretera de muchas curvas” y desde la central de Noteges hay un equipo de personas consagradas a estudiar como va evolucionando “la carretera” para ir marcando la ruta a nuestros asociados.

Por otra parte, Noteges somos nosotros, el proveedor, y el Club Noteges son ellos, los asociados. De hecho, tienen entes de gestión independientes como es la Junta Directiva que se renueva cada dos años, donde entre todos eligen democráticamente a ocho de los candidatos que se presenten para representarlos en las reuniones que periódicamente mantienen con nosotros para ayudarnos a decidir el devenir de la organización según sus propias preferencias y necesidades.

P. -¿Cuándo surge y deciden ponerlo en marcha?

R. Noteges se concibe en 2003 como resultado de una propuesta que nos realiza una entidad bancaria para llevar la tecnología que habíamos desarrollado para nuestra empresa inmobiliaria, que ya destacaba notablemente en el mercado, al resto del colectivo español. Finalmente, decidimos desarrollar el proyecto libremente sin ligarnos a la entidad bancaria, iniciando este apasionante camino en abril de 2005.

P. -Desde entonces, ¿cómo ha sido la evolución, con cuántos asociados cuentan hoy?

R. Ha habido tres etapas muy definidas en estos casi doce años que llevamos. La primera, en la que comenzamos ofreciendo solamente el software con la que se gestionaba de forma integral una oficina inmobiliaria. Tuvo una gran aceptación y en seis años llegamos a las 273 oficinas trabajando dentro de la red.

A finales de 2006, se produjo un hito importante que cambió el rumbo de la empresa, y es que con el cambio tan dramático que se estaba iniciando en el mercado, comenzaron a llegar de forma preocupante cada vez más recibos devueltos, llegando hasta el 40% de la facturación. En un consejo de administración llegamos a la conclusión de que no pagaban porque no quisieran, sino porque no tenían dinero para pagar debido a que sus ventas habían comenzado a caer en picado con el inicio de la crisis, dejando en bancarrota a la mayoría de las empresas del sector. Y es que en el ciclo anterior, donde había 6 compradores por cada vivienda en venta, todo se vendía y todos vendían, pues la demanda era tan potente que cubría todas las carencias que pudiera tener el agente inmobiliario, donde más que vender, lo hacíamos era despachar inmuebles.

Con la nueva situación solo vendían los que sabían vender, y llegamos a la conclusión de que o nos encargábamos de enseñar a nuestros clientes habilidades comerciales y técnicas de venta, técnicas de cierre y sobre todo técnicas de negociación para sacar a los propietarios de la confusión que solían tener con respecto a los precios, o caeríamos en bancarrota tras ellos.

Fue así como decidimos crear la UNEN (Universidad del Éxito Noteges) siendo inaugurada el 3 de octubre 2007 con la primera convención, añadiendo la formación al portfolio de servicios que ofrecíamos a los clientes.

Además de la formación, comenzamos a entrenar a los equipos comerciales de algunos clientes que contrataron el servicio PREMIUM, con un MENTORING asistido en el que se les enseñaba una metodología de trabajo clara y concisa, siendo los resultados realmente excepcionales hasta el punto de tener durante meses listas de espera al no poder atenderlos a todos.

Cada servicio se contrataba independientemente, por separado, siendo los resultados de los clientes que lo contrataban todo, más de un 400% superior a los del resto.

En febrero 2012 tomamos la decisión de unificar todos los servicios, de forma que para trabajar con Noteges, el cliente debía contratar todos los servicios o seríamos nosotros los que no estarían interesados en compartir el camino con ellos, dando inicio a la creación del Club Noteges a partir de entonces. Se perdieron casi dos tercios de la cartera de clientes, aunque la facturación no solo se mantuvo, sino que incluso se incremento unos puntos.

En septiembre de 2015, una vez consolidado el proyecto, iniciamos un plan quinquenal con una fuerte expansión para llegar a las 925 oficinas a finales de 2020, cumpliéndose los ratios y objetivos hasta la fecha, estando a fecha de hoy en 172 empresas asociadas con 208 oficinas abiertas al público en la que trabajan 867 profesionales inmobiliarios.

P. -¿Qué zona geográfica cubre?, ¿en Sevilla qué presencia tienen?

R. Estamos en toda España, siendo las regiones más fuerte Andalucía, Madrid, Levante, Cataluña y las islas Baleares y Canarias. En Sevilla y provincia disponemos actualmente de 16 oficinas abiertas, con unas ventas anuales superiores a las 350 unidades.

-Tras la expansión en España piensan en salir a otros países?

R. Tenemos presencia en Panamá, México y Argentina. En nuestro plan quinquenal, está previsto poner focus a partir de 2017 en Latinoamérica, y estamos abriendo en estos momentos delegación presencial en Panamá, que será el primer país en el que concentraremos el crecimiento por allá.

P. -¿Qué proporciona Club Noteges a sus asociados?

R. Lo último en tecnología inmobiliaria, considerada como una de las más avanzadas de Europa. Una formación muy pragmática y cognitiva, con películas de técnicas de venta, técnicas de cierre y técnicas de negociación de precios grabadas en entornos reales y con propietarios de verdad, y una metodología muy clara y concisa de los procesos que deben realizarse hoy para conseguir ventas.

P. -¿Es de los que piensa que el mercado inmobiliario remonta?

R. Sí pero con reservas. Que está remontando es un hecho, los datos lo confirman, los precios subieron un 4,94% en 2015 y un 3,87% en lo que llevamos de 2016. Lo que ocurre es que sospechamos que hay dudas más que razonables para pensar que dicho repunte es artificial, no estructural. Los precios dejaron de caer a primeros de 2013 y desde entonces están estancados. En enero de 2015 teníamos el precio más bajo de los últimos 15 años, ubicándose en los mismos niveles de 1999. Sin embargo, justo después comienzan a subir cuatro meses consecutivos, cosa que no sucedió en ningún otro momento de los cinco años de datos registrados. El efecto de noticias repetidas sobre el repunte de precios insistentemente produjo en los propietarios que tenían un inmueble a vender el de crear una sospechosa sensación de recuperación, elevando así sus expectativas y pretensiones económicas por la venta de sus inmuebles.

P. -¿Qué dicen sus datos en Noteges?

R. Nuestros datos muestran con una precisión que asusta como subía el precio de los inmuebles con cada campaña electoral y como volvían al punto de estancamiento en el que llevan tres años justo después de celebrarse las mismas.

P. -¿Cómo ha evolucionado el mercado en Sevilla?

R. Sevilla evoluciona de forma similar a como lo hace en el resto de España, aunque con una tendencia alcista superior a la media nacional.

P. -Por último, su reto más inmediato para Noteges es…

R. Conseguir el desarrollo de expansión tal como está diseñado en el plan quinquenal. Hasta la fecha estamos satisfechos porque se está consiguiendo.

Compartir

Dejar un comentario