Entrevista a Ana Llopis, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias Hispalenses

2026
0
Compartir
Llopis

Esther Macías.- Lo lleva en la sangre. Ana LLopis, directora gerente del Grupo Llopis, al frente del cual está desde los 25 años, ha sido la responsable de llevar a cabo el cambio generacional en su empresa familiar y posicionarla como líder del sector. El ejemplo y carácter emprendedor de sus padres, fundadores de la empresa, los lleva a gala. Y sobre todo el dinamismo con el que se enfrenta a su día a día empresarial y de negocios, “vitalismo genético” que ahora intenta trasladar a la nueva  Asociación de Mujeres Empresarias Hispalenses que preside. Su objetivo es impulsar una patronal exclusivamente integrada por mujeres de empresas y negocios de Sevilla, fruto de su convencimiento de lograr la igualdad en el mundo laboral y directivo.

¿Qué le motivó para llevar a cabo esta Asociación?

Principalmente aportar mi granito de arena para situar a las empresarias sevillanas donde se merecen, conquistando para ellas espacios de poder económico y empresarial, recursos y actividades. Y en el camino me he encontrado con más empresarias andaluzas y sevillanas que han contribuido a incrementar esa motivación. Como soy una empresaria muy proactiva, me brindé a la colaboración con la Federación Andaluza de Mujeres Empresarias, FAME, para hacerlo.

¿Cómo valora la situación económica y empresarial de Sevilla?

Está mejor, aunque hay mucho por hacer y defender todavía, pero después de esta crisis económica, estos avances en los que se ha vivido inestabilidad política y unos proyectos para Sevilla que están ahí a la vuelta de la esquina, este panorama cambia la actitud y las ganas. Los proyectos salen porque los empresarios y empresarias no dejamos de movernos, el panorama puede favorecer, empeorar o hay veces que se estanca, pero los empresarios somos personas inquietas de por sí, emprendedoras y buscamos el negocio hasta debajo de las piedras.

¿La incertidumbre política ha provocado consecuencias a la evolución económica en la provincia y en la región?

Sin duda alguna. Ha habido un estancamiento grande porque se depende mucho del Estado para proyectos de infraestructuras, viviendas o ayudas para el emprendimiento. Se han seguido unas políticas de austeridad y eso ha estancado. Aun así, con esa incertidumbre política, no se ha frenado la creación de empresas y que las mujeres en este caso hayamos sido las primeras en adaptarnos a estas circunstancias e impulsar el haber creado empresas.

En el caso de la ciudad, ¿cómo percibe la gestión que se está realizando para favorecer un mayor dinamismo empresarial?

Se percibe con optimismo, ganas, esperanzas; así es cómo se ve el crecimiento económico y empresarial de la ciudad, con los proyectos que hay y que hemos tenido ocasión de conocer de primera mano de la institución que lo ha presentado. Hay muchas zonas de Sevilla que ya se sabe que se van a abrir, por ejemplo, la Sevilla que mira al río, o la nueva Zona Franca. Otro proyecto también que se ha anunciado es el centro comercial de la zona cerca del Puerto. Es decir, …hay tantos proyectos que están ya para ver la luz y que se tienen que ir materializando. Si es así, eso favorece mucho.

La Asociación de Mujeres Empresarias Hispalenses cumple ahora un año de actividad. ¿Qué pretende hacer en los próximos años?

Me corresponde en este periodo de mandato ser la cabeza visible, la presido, aunque  es un trabajo en un equipo que integramos once mujeres empresarias. Cuento con unas empresarias muy comprometidas y eso es fundamental tanto en un negocio como en una asociación. Somos empresarias con una visión global de la necesidad que hay en nuestra ciudad de “empoderar” a toda mujer empresaria, de hacerla más visible. Somos portavoces de una necesidad imperiosa de que las políticas de género mejoren y desaparezcan lacras como la violencia de género y mejore la conciliación. En definitiva, para que la mujer ocupe más poder, estar visible donde se tomen decisiones políticas, económicas y sociales. En ello está nuestro equipo de trabajo al servicio de la asociación y de los intereses de las empresarias, teniendo el privilegio de coordinarlas y representarlas.

¿Han encontrado apoyo en las administraciones públicas como asociación?

Sí, nos brindaron en todo momento su colaboración y la posibilidad de ser más visibles. Ninguna administración a la que nos hemos dirigido para presentarnos nos ha dado la espalda, todo lo contrario. Ellos ven esa necesidad y estamos muy apoyadas y respaldadas.

Como empresaria, ¿cómo ves a las administraciones públicas ante la actividad empresarial? ¿Se quejan con frecuencia los empresarios de la excesiva burocracia que frena los negocios?

Sin duda alguna. En representación colectiva o como empresaria individual, la simplificación de la burocracia es el principal apoyo para que una empresa empiece a producir desde el minuto uno. Se presentan todos los días nuevos negocios, proyectos, locales, hay tanta burocracia para poner la actividad al día para una concesión de una actividad o de un proyecto en obra que eso frena y perjudica al negocio.

¿Qué piensan impulsar para favorecer a la mujer empresaria sevillana?

Primero estar, ser visibles, tener actividades donde se favorezca también el negocio, estar presentes en los actos institucionales, poder estar en los espacios donde se decide. Lo que en conclusión queremos conseguir es la igualdad y la paridad en todos los aspectos en las empresas, y para eso tienen que haber los mismos obstáculos para la mujer que para el hombre que trabaja, emprende o tiene negocios.

Hay quien ha dicho que se hace más fuerza desde las organizaciones ya creadas, por ejemplo, CES, CEA, etc … ¿qué piensa sobre eso?

Nosotras estamos adheridas, no vamos por libre. Estamos representadas en las asociaciones mixtas, tanto la CES y la CEA. Cuando nosotras nos constituimos es porque lo necesitamos y es una demanda del colectivo para tener una mayor representación en los órganos de gobierno de las organizaciones mixtas en las que hay poca presencia y representatividad de las empresarias.

¿Cuáles son sus objetivos principales en estos años de presidenta que tiene por delante?

Queremos darle presencia a esta organización, que sea fuerte, que esté bien estructurada y que haya participación tanto de asociadas como colectivos interesados por estar, que tengamos la capacidad en estos cuatros años de hacer que las empresarias estén donde deben de estar en el panorama económico. También que las empresas dirigidas y constituidas por mujeres sean referentes para las próximas generaciones, representar los legítimos intereses de las empresarias de la provincia, fomentar la cultura empresarial y el emprendimiento, fomentar la necesaria información y formación para la gestión de su día a día, incidiendo en su competitividad y potenciando el crecimiento personal y empresarial, fomentar las relaciones de negocio entre las empresarias y visibilizarlas, disminuir las dificultades y amenazas de género presentes en el quehacer empresarial. En definitiva, poner a las empresarias, a sus particularidades e intereses en la agenda política, económica, y sectorial de los actores económicos.

Compartir

Dejar un comentario