Empresas de Fedeme piden la apertura de concesionarios sin limitación de superficie

Compartir

La Federación de Empresarios del Metal, FEDEME, ha puesto en marcha un segundo estudio entre sus asociados para hacer un exhaustivo seguimiento del impacto que está teniendo la crisis del COVID-19 sobre el sector de la industria, servicios y comercio del Metal.

En esta encuesta, realizada entre el 5 y el 7 de mayo, ha participado el 27% de las empresas asociadas a FEDEME, lo que permite extraer una visión global del impacto de esta crisis en las en el sector del Metal de la provincia, representado por más de 9.000 empresas y 83.000 trabajadores.

De las demandas y propuestas planteadas por las empresas en este estudio destacan principalmente la necesidad de prorrogar los ERTE (RDL 8/2020) más allá de la duración del estado de alarma, vinculándolos a la recuperación de la actividad normal de las empresas y suprimir la obligatoriedad del mantenimiento del empleo vinculado a ERTE por fuerza mayor hasta seis meses después del final del estado de alarma, ante la imposibilidad de afrontar esta exigencia por muchas empresas que se han visto duramente castigadas por esta crisis.

Junto a estas propuestas, otra de las demandas en la que han coincidido buena parte de los encuestados ha sido la necesidad de que se permita la apertura de concesionarios sin limitación de superficie. En este punto hay que señalar que desde FEDEME y sus asociaciones ASOCASIÓN y ASCONSE se han elevado quejas por la improvisación normativa gubernamental, y el desconocimiento de la realidad del sector que implicaba la medida de limitar la apertura a locales y establecimientos comerciales de menos de 400m2.

Igualmente, esta Federación y sus asociaciones han presionado junto con las organizaciones nacionales sectoriales para conseguir que sea eliminada la citada prohibición de apertura de los establecimientos de más de 400m2 en las condiciones de la Fase 1 – operativa desde el 11 mayo próximo- para el ejercicio del comercio minorista/prestación de servicios.

Después de la labor realizada estos días, las principales organizaciones empresariales nacionales del sector han mantenido una reunión con representantes del Gobierno en la que han obtenido su compromiso de suprimir dicha limitación para la Fase 1 en este tipo de negocios, la cual tendría que aparecer reflejada en la Orden que oficialice la aplicación en Andalucía de la Fase 1 y sus condiciones, y que se supone será publicada en el BOE del próximo domingo.

Al hilo de esta cuestión las empresas del sector de concesionarios que han participado en la encuesta han sido muy críticas con la gestión del Gobierno y exigen en sus propuestas “huir de la improvisación, claridad en las decisiones y dar margen de tiempo suficiente a las empresas para poder actuar en la aplicación de las medidas que se adopten”.

A nivel industrial, las empresas aeronáuticas que han participado en el estudio proponen planes para la hibernación del sector mientras dure su recuperación y la coordinación con otros gobiernos para generar un plan global de ayudas a aerolíneas que asegure la existencia de estas, a la vez que se les exija el cumplimiento de los compromisos de compras de las aeronaves de tal manera que mantenga los flujos de caja de todo el sector, entre otras medidas.

La garantía de suministro de EPIs, la extensión de test masivos a la población y la planificación de ayudas o subvenciones para la instalación de equipos de prevención y protección en empresas (cámaras térmicas, luminarias, mamparas de separación), son otras de las medidas que continúan reclamando las empresas del Metal.

Cerca de la mitad de las empresas continúan con problemas de EPIS

De los resultados obtenidos en este segundo estudio destaca que cerca de la mitad de las empresas (47%) declara tener problemas de abastecimiento de EPIS: un 39% tiene escasez y está intentando conseguir más y a un 8% no les quedan y no tienen forma de adquirirlos. Frente a esto, otro 48% afirma tener suficientes para las próximas semanas.

El 70% de las empresas ha visto disminuida su actividad en más de un 50%. De ellas, un 41%, en más de un 75%.

Un 23% de las empresas se encuentran cerradas, frente a un 77% que afirman estar abiertas, de las cuales: el 39% sin restricciones; 26% con restricciones y un 12% cubriendo servicios de urgencia.

Para el 83% de las empresas, el cese o caída de actividad de sus clientes es la causa de mayor afección, seguida de la falta de suministros.

En cuanto a la evolución de la actividad, casi la mitad de los encuestados (48%) prevé que la actividad de sus empresas se reducirá respecto a la actual, frente a un 26% que considera que se incrementará a corto plazo.

El ERTE se sitúa como la principal medida adoptada por las empresas del Metal para hacer frente a la situación actual. El 65% de las empresas ha presentado ERTE. Por la vía de la fuerza mayor en el 72% de los casos.

Para el 70% la resolución ha sido acorde a la petición. Un 19% declara no haber recibido respuesta.

De las empresas que han presentado ERTE, en el 83% de los casos ha afectado a más de 50% de la plantilla.

En el 30% de las empresas encuestadas, el porcentaje de la plantilla que está en activo se sitúa por encima del 75%. En un 27% de los casos, el porcentaje de plantilla que está trabajando se sitúa entre el 1 y el 25%. El 18% de las empresas encuestadas declara no tener personal trabajando en estos momentos.

El teletrabajo es una opción a la que han recurrido más de la mitad de las empresas encuestadas (56%). En la mayoría de los casos (39%) para un porcentaje de la plantilla situado entre el 1-25%.

El 59% de las empresas ha solicitado financiación del ICO. Más de la mitad (56%) ha obtenido respuesta positiva a su solicitud. El resto, un 26% está a la espera y un 18% no ha recibido respuesta positiva.

Solo un 11% de las empresas encuestadas ha solicitado financiación regional a través de GARÁNTIA. De los que lo han hecho, el 27% ha recibido respuesta positiva, frente a un 36% que declara estar en espera de respuesta y otro 36% que no ha recibido respuesta.

Un 18% de las empresas declara haber sufrido cancelaciones del mercado exterior, frente a un 67% que reconoce no verse afectado por esta situación o directamente no ha sufrido cancelaciones (11%).

El 67% de las empresas declara no estar teniendo problemas logísticos con otros países. De las que sí se están encontrando con este tipo de problemas, apuntan países como: Inglaterra, Italia, China (importación de EPIS), Francia, Portugal, India, Chile, Marruecos y EEUU.

Compartir

Dejar un comentario