Cambio de la noche por el día: se abren un 3,6 % más de bares

Compartir
bares hostelería

La hostelería empieza a recuperar el pulso y en España se vuelven a abrir bares, un 3,6% más en 2015 con una previsión de crecimiento de en torno al 1,5% para este año, según los últimos datos ofrecidos por la consultora Nielsen a partir del Panel de Hostelería, con el objetivo de ofrecer una completa radiografía del perfil del canal horeca en España y del consumidor.

Al mismo tiempo, se aprecia una tendencia creciente en España a la apertura de locales de restauración organizada, que son ya más de 7.500 los repartidos por toda la geografía nacional, según el Panel de Hostelería. En ello tiene mucho que ver la expansión vía franquicia como fórmula de autoempleo en plena crisis o inversión probada, que ha ayudado a acelerar su presencia por las calles de las ciudades españolas.

Otro de los datos llamativos de este estudio es que los españoles salimos menos de noche. Y es que el ocio nocturno ha sido uno de los segmentos más castigados en los últimos años, tanto como que el gasto mensual en copas descendió de los 95 euros en 2009 a los 67 euros en 2015. Si en 2014 había 18.604 locales nocturnos, en la actualidad hay 17.638. En cambio, el ocio diurno sí crece, alrededor de un 2%, con 226.450 establecimientos (sin incluir aquí restauración organizada y negocios estacionales de costa), según el informe de la consultora Nielsen.

Y es que los españoles están cambiando la noche por el día, tal es así que el consumo diurno de bebidas alcohólicas de alta graduación crece por encima del 7%, casi tanto como la cerveza, que roza el 8% de incremento. Muchos consumidores están cambiando la copa por la cerveza, que crece un 3,1%, frente al 0,7% de los espirituosos.

Además, el consumidor se implica más con las marcas que con los locales, es decir, la fidelidad atañe más al producto que al establecimiento. No obstante, también exigimos a los bares, en tanto, a modo de ejemplo, un 40% declara preferir consumir bebidas en formatos más grandes para tomar más cantidad.

Y la influencia on line también se deja sentir en la hostelería.El bar debe ser más eBar que nunca, estar en la red para saber no solo qué dicen, sino para llegar a nuevos consumidores, sobre todo los millennials, que merecen un capítulo aparte. Son asiduos a las cadenas de restauración, adictos a las ofertas (los cubos de cerveza, cañas a 50 céntimos, etc.) e hipersensibles al precio, no en vano tienen dificultades de renta y se incorporan de forma tardía al mercado laboral (lo que les convierte en viejennials cuando empiezan a trabajar).

Compartir

Dejar un comentario