Borja Hernández de La Campana: “La retirada de veladores nos lleva a la ruina”

176
0
Compartir
campana

Esther Macías | SevillaNegocios.com | Indignación en el sector de la hostería sevillana y los propietarios de la confitería La Campana tras la retirada oficial de los veladores en la zona de la ciudad. Ha sido este lunes cuando la Policía Local decidió retirar todos los veladores de los bares que rodean la Campana, tal y como había advertido en el plan de reordenación puesto en marcha por el Ayuntamiento. Aunque en un principio el operativo encontró el rechazo de los trabajadores, por la mañana, a primera hora de la tarde la Policía procedió sin oposición a la eliminación de las mesas y sillas de la confitería y de los otros locales de la zona.

El copropietario y gerente de la confitería más tradicional de Sevilla, Borja Hernández, en declaraciones a SevillaNegocios.com ha expresado su profundo malestar por el modo con el que se ha llevado a cabo la retirada de veladores a media mañana cuando han acudido los agentes de la Policía Local con la intención de retirar todas las mesas y sillas del establecimiento, concretamente han sido 11 veladores los que se han llevado.

Hernández, decepcionado, muy frustrado por la decisión municipal, insistía una y otra vez en que La Campana “es un comercio tradicional que lleva en el centro de Sevilla 140 años, no pueden compararnos con las franquicias, que trabajan de manera diferente”. Esta decisión puede desembocar en “la ruina para nuestro negocio”, asegura.

Por otra parte, Borja Hernández recuerda que su local no tiene mesas ni sillas en el interior del bar, por lo que “se pueden perder hasta 1500 euros diarios”. Con respecto al personal, el propietario asegura que “son 40 trabajadores de los cuales no podemos proponernos el despido de muchos de ellos porque no hay dinero suficiente para indemnizarlos”.

“Es increíble que el Ayuntamiento ataque a nuestro sector por buscar una imagen de la ciudad”, dice Borja Hernández con tono de resignación.

Pero la empresa de la confitería no se va a rendir, el propietario afirma que “es difícil que todo esto se vuelva a recuperar, pero lo vamos a hacer mediante la vía mediática y  jurídica, aunque asegura que en esta última “no podemos hacer más que esperar, además a través de firmas y acudiendo al Ayuntamiento, se intentará lograr lo que queremos”.

“Esperemos que se den cuenta de que un local tan tradicional como es el nuestro no puede soportar que haya pérdidas tan grandes como las que puede haber si deciden llevar hasta el final el plan de reordenación”. Resignado, Hernández, sigue con esperanzas de que todo vuelva a su normalidad, aunque reconoce la dificultad del proceso.

A este establecimiento se le han sumado otros de la zona, como son McDonald’s, The Good Burger, la cervecería 100 montaditos, la cafería Starbucks y la yogurtería Smooy.-

Compartir

Dejar un comentario