Astilleros Guadalquivir intensifica su actividad de reparaciones de buques

181
0
Compartir
astilleros

El mes de febrero concluye con dos reparaciones más para Astilleros Guadalquivir. El día 16 llegaba el primer buque tipo reefer, frigorífico, al dique seco de la atarazana de Sevilla. El “Green Magic”, con bandera de Nassau y construido en 1990, cuenta con 135.7 metros de eslora por 16.33 de manga. Tiene un arqueo bruto de 5.103 toneladas y cala 6 metros. No se sometería a una revisión y pintado general del casco, aunque visiblemente lo necesitara, sino que solo solicitó la sustitución de la hélice por una nueva. Saldría a los tres días.

Por otro lado, a este buque el lunes 25 le tomaba el relevo el “Vronskiy”. Se trata de un veterano ferry, construido en 1978, que navega bajo pabellón de Chipre para la naviera española Trasmediterránea. Suele cubrir la ruta entre los puertos de Motril y Nador (Marruecos), cuando no Almería y Algeciras con algunas ciudades del Magreb. Con 131.6 metros de eslora por 22 de manga, es uno de los de mayores dimensiones que puede acceder al dique seco. Tiene un arqueo bruto de 13.505 toneladas y cala 5.1 metros.

Ya es la tercera vez que visita las instalaciones del puerto de Sevilla, pues anteriormente lo hizo en 2016 y 2017. Llevaba, pues, dos años sin realizar una parada técnica, lo que aumenta su estancia en el dique seco para mayores e intensas labores de mantenimiento. Esta nueva visita confirma la confianza depositada en esta gran naviera española en la joven factoría del Guadalquivir. Como de costumbre, al buque se le someterá a procesos de chorreo, carenado, pintado y mantenimiento de máquinas, entre otros. Se espera que, aproximadamente, tales tareas duren dos semanas.

Para el mes de marzo ya hay confirmados nuevos encargos.

Compartir

Dejar un comentario