Andalucía incrementa un 23,3% la compra venta inmobiliaria en 2016

212
0
Compartir
ventaviviendas

El mercado inmobiliario apunta hacia una mayor dinamización según los datos de compra venta al cierre de este año 2016 que indican un incremento del 23,3 por ciento en el caso de Andalucía. Este panorama “va a hacer que se encadenen tres ejercicios consecutivos de crecimiento y consolidación de su recuperación”, según concluye el informe sobre el sector residencial español realizado por Servihabitat Trends.

Este estudio viene a confirmar que los principales indicadores del mercado residencial español ratifican la consolidación del crecimiento del sector en 2016 a nivel general, del mismo modo que se comenzaba a apuntar a finales de 2015. No obstante, la evolución tiene lugar a tres velocidades diferentes: regiones en las que existe un importante incremento de la actividad, que sigue recuperándose tanto en 2016 como en 2017; zonas en las que todavía quedan niveles de stock por absorber, por lo que la recuperación es más lenta; y áreas que mantienen pocas perspectivas de dinamización a medio plazo.

El volumen de compraventas aumenta un 26% en 2016 y la previsión es que el año que viene finalice con un crecimiento superior al 12%, hasta las 500.000 unidades vendidas. El stock de obra nueva continúa ajustándose a un ritmo cercano al 20% interanual, aunque no de forma uniforme, tanto este año como en 2017. Al cierre de 2016 la cifra se situará en 388.000 viviendas.

Otro de los indicadores que confirma la evolución positiva del mercado es el moderado crecimiento que experimenta el precio de las viviendas, que en 2016 se sitúa en el 4,6% respecto al año anterior, y en 2017 aumentará entorno al 4,3%. El mercado de alquiler se consolida, con un incremento esperado del número de operaciones en este ámbito respecto a las compraventas.

La rentabilidad bruta media se sitúa en el 5,4% en 2016, para las viviendas arrendadas en España. Por último, el comprador extranjero aumenta su presencia en el mercado residencial español, pues el total de compraventas realizadas en el país por parte de este perfil hasta el mes de junio de este año es un 18,4% superior que en el mismo periodo de 2015.

Los motores de este crecimiento son debidos a una mayor concesión de crédito hipotecario, el incremento del volumen de inversores, que encuentran en la vivienda un valor refugio frente a otro tipo de activos, que se refleja en el importante volumen de transacciones realizadas al contado, así como la reducción de la tasa de paro e incremento de la estabilidad laboral.

Compartir

Dejar un comentario